Información

Trasplantes de hígado en perros


Los trasplantes de hígado en perros son bastante infrecuentes debido a consideraciones éticas y logísticas. Sin embargo, hay algunos veterinarios que están experimentando con trasplantes de hígado parciales en lugar de trasplantes de hígado completo en caninos.

Causas de la enfermedad hepática canina

La enfermedad hepática en perros puede ser causada por hepatitis, lesión aguda, anemia, pancreatitis, bacterias, virus y hongos. Los parásitos, como los gusanos del corazón, también pueden causar problemas con el flujo sanguíneo al hígado, lo que conduce a una enfermedad hepática en los perros.

Consideraciones éticas

Los trasplantes de hígado canino plantean preocupaciones éticas específicas porque el donante no tiene un órgano adicional de sobra, como en un trasplante de riñón, por ejemplo. Como resultado, el animal donante en un trasplante de hígado completo no podría vivir, lo que provocaría un dilema ético.

Problemas logísticos

La mayoría de los veterinarios no cuentan con las instalaciones disponibles para mantener vivos a los posibles donantes de hígado caninos con el fin de extraer el órgano.

Trasplantes parciales de hígado

La mejor opción para un trasplante de hígado de perro es un trasplante parcial de hígado, lo que permite que un donante vivo se quede con parte del hígado. Actualmente, los veterinarios están experimentando con el procedimiento y esperan que los resultados sean similares a los de los trasplantes parciales de hígado en humanos.

Consideraciones

El pronóstico de un trasplante de hígado de perro no es bueno, porque es extremadamente raro y costoso. De hecho, un perro que recibe un trasplante es un evento excepcional, y la mayoría eventualmente sucumbe a una enfermedad hepática.


Ver el vídeo: FUNDACION ARGENTINA DE TRASPLANTE HEPATICO The Man and the Dog (Septiembre 2021).