Información

¿La boca de loro en un perro es hereditaria?


Formalmente conocido como braquignatismo mandibular, la "boca de loro" en un perro da como resultado una sobremordida, en la que la mandíbula superior sobresale por encima de la mandíbula inferior, asemejándose al pico de un loro. Con la boca de loro, la mandíbula inferior no crece tanto como la mandíbula superior. Si no se corrige, puede interferir con la capacidad de masticar de un perro.

Razas afectadas

La boca del loro suele afectar a razas con hocicos largos y estrechos. Las razas afectadas varían en tamaño desde el pequeño perro salchicha hasta el perro lobo irlandés más grande. La condición se encuentra en muchas razas de pastoreo, incluidos los pastores alemanes y varios collies. Los caninos con boca de loro no se pueden mostrar en las clases de conformación de exposiciones caninas.

Corrección

Dado que la boca de un loro es evidente a una edad temprana, un veterinario especializado en odontología puede ayudar a corregir este defecto hereditario en su cachorro. Para hacerlo, el veterinario extrae ciertos dientes de la mandíbula inferior, ya sean los caninos deciduos o los incisivos, en un procedimiento conocido como terapia de extracción selectiva. La extracción de estos dientes permite que la mandíbula crezca tanto como sea posible genéticamente. Los dientes permanentes aún saldrán, por lo que su perro adulto no se quedará sin estos dientes en la mandíbula inferior.

Referencias


Ver el vídeo: Hablan los dueños de Pepe, el loro soplón (Septiembre 2021).